Free Porn
xbporn

buy twitter followers
uk escorts escort
liverpool escort
buy instagram followers
InicioLa vida social en el IslamCombatir Por La Causa De Allah (Jihad)

Combatir Por La Causa De Allah (Jihad)

En la terminología islámica, jihad que generalmente significa «luchar con todas tus fuerzas»; se puede utilizar de maneras tales como aprender la religión de uno y tratar de vivir de acuerdo con lo que ha aprendido, luchar consigo mismo para disciplinar sus deseos ilimitados, explicar el Islam a otras personas (tabligh) y luchar contra los enemigos por Allah cuando sea necesario.

Si bien el profeta Mohama (la paz y las bendiciones de Allah sean con él) enumera las cosas que más le encantan a Allah, también incluye la yihad en el camino de Allah.[1] El profeta Mahoma (la paz sea con él) también afirmó que luchar contra uno mismo para mantener los deseos bajo control[2], decir la verdad contra los gobernantes tiranos[3], luchar con su vida, propiedad y lengua contra sus enemigos cuando sea necesario[4] y servir a los padres[ 5] también están incluidos en el ámbito de la yihad.

De acuerdo con la religión del Islam, cada persona puede hacer la yihad en el marco de sus habilidades y méritos. De hecho, esta situación se expresa en el Corán de la siguiente manera: «No conviene a los creyentes que salgan de expedición todos a la vez, es mejor que de cada grupo salga una parte, para que así haya otros  que puedan instruirse en la práctica de Adoración y puedan advertir a su gente cuando regresen, tal vez así se guarden».[6]

En el Corán, el concepto de jihad se utiliza con diferentes significados. Por ejemplo, «Así pues, no obedezcas a los incrédulos y combátelos con él en una lucha sin cuartel.[7] «A los que se esfuerzan y luchan por Nosotros, les guiaremos a Nuestro camino, es cierto que Allah está con los que hacen el bien». [8] En estos versículos, el concepto de jihad se utiliza en el sentido de vivir con rectitud y moralidad según Allah lo permita y determine sus límites.

«Ligeros o no, salid de incursión y luchad con vuestros bienes y personas en el camino de Allah. Éso es mejor para vosotros si sabéis.[9] «Los que se quedaron atrás se alegraron de haberse quedado oponiéndose al Mensajero de Allah, detestaron luchar en el camino de Allah con sus personas y riquezas y dijeron: No salgáis de expedición con el calor. Di: Más calor hay en el fuego de Yahannam, si entendierais».[10] En estos versículos, se utiliza en el sentido de luchar por Allah y no escapar de la guerra.

Además, el propósito de la yihad contra los no musulmanes no es convertirlos al Islam por la fuerza. Porque la religión del Islam no permite obligar a alguien a aceptar esta religión.[11] Allah se refiere a esta situación cuando nos ordena vivir y explicar el Islam de la mejor manera en el Corán.[12]

En el Islam hay algunos criterios para que la guerra con los no musulmanes sea legítima. Estos se pueden enumerar de la siguiente manera: los no musulmanes hacen la guerra contra los musulmanes[13], se involucran en la enemistad y la violación[14], no permiten que los musulmanes practiquen su religión[15] y las vidas y propiedades de los musulmanes no están seguras.[16]

Como puede verse, aunque la jihad es un concepto muy valorado y muy fomentado en el Islam, no se trata solo de luchar contra los no musulmanes. Incluso, la yihad por la guerra ocupa un pequeño lugar entre las opciones de yihad que se ofrecen a los musulmanes. Todos los esfuerzos para mejorar la propia vida religiosa, introducir a la gente al Islam y hacer del mundo un lugar mejor y más habitable están dentro del alcance de la yihad. Los esfuerzos voluntarios para «curarse a uno mismo, al mundo y a la sociedad» se consideran más valiosos que la «yihad a través de la guerra» cuando sea obligatoria.


[1] Al-Bujari, El tiempo de la oración, 5.
[2] Al-Timridhi, Virtudes de la Jihad, 2.
[3] Abu Dawud, Batallas (Kitab al-malahim), 17.
[4] Ahmad b. Hanbal, Musnad, III, 124.
[5] Al-Bujari, Yihad, 138.
[6] Sura At-Tauba, verso 122.
[7] Sura del Discernimiento, verso 52.
[8] Sura de la Araña, verso 69.
[9] Sura At-Tauba, verso 41.
[10] Sura At-Tauba, verso 81.
[11] Sura de la Vaca, verso 256.
[12] Sura de la Abeja, verso 125.
[13] Sura At-Tauba, verso 36.
[14] Sura de la Vaca, 193.
[15] Sura de la Peregrinación, versos 39- 40.
[16] Sura de la Vaca, verso 190.