Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
InicioPrincipios de la fe islámicaEl Paraíso y El Infierno En Las Fuentes Islámicas

El Paraíso y El Infierno En Las Fuentes Islámicas

El paraíso es uno de los nombres del reino donde los musulmanes vivirán felices para siempre en el Más Allá.

Los conceptos utilizados ​​en el Corán para expresar la morada eterna de felicidad que Allah ha preparado para los musulmanes son los siguientes: El paraíso es el concepto más usado en versos y hadices.[1] Adn significa los cielos para vivir.[2] El Firdaus significa un jardín con viñedos. [3] Husna es el lugar donde Allah recompensará en abundancia a los que hacen el bien.[4] Dar es Salaam significa un lugar que protege de problemas materiales y espirituales, y un lugar de bienestar. Darulmuqame significa la morada de la Permanencia.[5]

Adn y Firdaus tienen una especial importancia entre estos conceptos. Porque estos conceptos expresan todo o una parte especial del Paraíso. Por ejemplo, el profeta Mahoma (La paz sea con él) declaró: «Cuando Le pregunten a Allah (el paraíso), pregúntenLe por Firdaus. Porque es el lugar medio y más alto del paraíso. Sobre Firdaus está el Trono de Rahman».[6] Además, el profeta Mahoma (La paz sea con él) declaró que el Paraíso de Adn es como una ciudad, donde vivirán los profetas y cuyos edificios estarán hechos de ladrillos de oro y plata.[7]

¿Cómo es El Paraíso?

Según la creencia islámica, la vida en el Paraíso es tan hermosa que no se puede comparar con la vida de este mundo. En primer lugar, no hay muerte, ni enfermedad, ni peleas, ni vejez ni pobreza. No se ha puesto un límite para las degustaciones que se ofrecen a las personas.[8] En este lugar sin límites, hay árboles sin espinas, plátanos con frutos colgantes[9], toda clase de árboles como dátiles y granados.[10] Estos árboles estarán próximos para que aquellos que lo deseen puedan recolectarlos fácilmente.[11] Aunque habrá comida y bebida en el mundo en el Paraíso, no serán como las del mundo temporal. En realidad, se afirma en el Corán que aunque se beba el vino del Paraíso, no causará embriaguez ni indisposición.[12]

El profeta Mahoma (La paz sea con él) describió la vida de paraíso de la siguiente manera: «Siempre estarán saludables y nunca se enfermarán, vivirán para siempre y no morirán, permanecerán jóvenes y nunca se envejecerán, estarán en felicidad constante y sin dificultades. No quedará rastro de sus heridas y faltas en el mundo. «[13] La gente del Paraíso no sentirá fatiga, incapacidad,[14] rencores y odio.[15]

¿Cuál será la mayor bendición en El Paraíso?

La mayor bendición que recibirán los musulmanes en el Paraíso es ver a Allah. El creador lo señala con este verso: «Ese día habrá rostros resplandecientes en la contemplación de su Señor».[16] 

Nuestras percepciones en este mundo no son capaces de comprender completamente cómo son las bellezas del cielo. Allah declaró: «Nadie sabe la frescura de ojos que les espera como recompensa por lo que hicieron».[17]

¿Qué clase de lugar es El Infierno?

Según la creencia islámica, el Infierno es el reino eterno al que serán enviadas las personas que falten la prueba, los que no crean en Allah y los que Le asocien.

El Infierno se expresa con 7 conceptos en el Corán[18]: El Infierno se refiere a todo el lugar del castigo en el Más Allá. Yahim significa llamas y fuego a alta temperatura.[19] Sair significa fuego abrasador y generalmente se usa como una denominación para el Infierno. Laza significa el fuego ardiente que arranca la piel de la cabeza.[21] Hutama significa el que se desmorona y se rompe en pedazos.[2] Al-Hutama quiere decir el que se desmorona y se rompe en pedazos.[22] Saqar significa el fuego que no deja nada ni cesa. [23] Hawiya significa un abismo, un hoyo profundo y un fuego furioso.[24]

El versículo «Verdaderamente los hipócritas estarán en el nivel más bajo del Fuego y no encontrarán quien los defienda» indica que el Infierno tiene capas.[25] Estas capas están separadas según los delitos cometidos y los castigos merecidos.

Como señala el verso «El día en que Le digamos a Ŷahannam: ¿Estás lleno? Y éste responda: ¿Hay más?», el Infierno tendrá la capacidad de llevarse a todas las personas que serán arrojadas dentro de él sin límite alguno.[26]

El Infierno consiste principalmente en fuego material. El combustible del Infierno son los humanos y las piedras ardientes.[27] Las características de este fuego también se describen en el Corán de la siguiente manera: Este fuego tiene una característica que se reaviva hacia la extinción[28], envuelve el cuerpo y quema y pela la piel,[29] cuece el cuerpo y lo divide en pedazos. El profeta Mahoma (La paz sea con él) informó que este fuego era setenta veces más intenso y ardiente que el fuego en el mundo.[30]

¿Todos enfrentarán el mismo castigo en El Infierno?

No todos los que se arrojan al Infierno serán condenados al mismo castigo porque no cometen el mismo crimen. Allí, las personas recibirán castigos iguales a los delitos que hayan cometido. Algunas de estas personas serán enterradas en el fuego hasta los tobillos, algunas hasta las rodillas y otras hasta la cintura, el pecho o el cuello. [31] El profeta Mahoma (La paz sea con él) declaró que la persona que será sentenciada a el castigo más leve en el Infierno usará zapatos de fuego, y su cerebro hervirá por el calor de los zapatos.[32]

En el Islam, el Infierno es un lugar de castigo que seguirá existiendo para siempre. De hecho, hay muchos versículos en el Corán sobre cómo el Infierno durará para siempre. Algunos de estos son los siguientes: «Que no sea el camino de Ŷahannam, donde serán inmortales para siempre. Y eso es simple para Allah». [33] » En él serán para siempre inmortales y no encontrarán quien los proteja o los defienda y no encontrarán quien los proteja o los defienda». [34]

En el Infierno, hay ángeles de castigo (azab) cuyo deber es encontrarse con las personas que entrarán aquí [35] y castigarlas. Son llamados «Zabaniyah» [36]. En el Corán se afirma que el nombre del ángel que guía a los demonios es «Malik» [37]. Estos ángeles tendrán un temperamento duro [38], y los que entrarán en el Infierno serán arrojados al Infierno por la fuerza y ​​arrastrando [39].

Las descripciones del Infierno en el Corán se relacionan principalmente con la naturaleza y la forma del castigo. Por lo tanto, poco se sabe sobre la apariencia física del Infierno.

Las representaciones del paraíso en el Islam van más allá de lo que uno puede imaginar; por otro lado, las representaciones del Infierno se expresan como más que todos los sufrimientos que una persona puede sufrir en este mundo. La naturaleza del cielo y el Infierno desde este punto de vista muestra cuán importante es aprobar o faltar la prueba.

¿Cómo afecta la creencia en El Paraíso y El Infierno a las personas en el mundo?

Según la religión islámica, la creencia del individuo en el paraíso y el infierno también regula su vida en el mundo transitorio. Porque el individuo es consciente de que el más pequeño bien y mal hecho en este mundo no quedará sin ser correspondido[40]. Toma sus preferencias y decisiones con esta conciencia.

Es el Paraíso el que se describe principalmente en el Corán. En muchos versículos, Allah declaró que si Sus siervos optan por vivir una vida buena y hermosa, irán al Paraíso [41], pero también serán castigados de acuerdo con sus elecciones [42]. Una persona ha sido considerada responsable por sus palabras, acciones y preferencias.

Quien irá El Infierno?

Allah declaró en el Corán que Él castigará a los que hacen el mal tanto como lo hacen, pero recompensará mucho más a los que hacen el bien [43]. Allah dijo que escribiría recompensas para aquellos que piensan en hacer el mal pero no lo hacen porque él no prefiere hacer el mal, y escribirá solo un pecado para el que hace el mal, pero escribirá recompensas para aquellos que piensan en hacer el bien pero no pueden hacerlo, y escribirá más recompensas para los que hacen el bien [44]. En el Islam, una persona que hace el mal tiene tiempo para arrepentirse. No todo mal cometido es castigado inmediatamente. Hasta el momento de la muerte, una persona puede esforzarse por reparar sus pecados. Estos indican que es más difícil entrar al Infierno que entrar al paraíso. Porque los que irán al Infierno no son los que cometen errores, sino los que insisten conscientemente en sus errores.


[1] Sura del Discernimiento, verso 15; Sura de la Posturación, verso 19;Sura de la Mesa Servida, verso 65.
[2] Sura del Trueno, verso 23; Sura de la Abeja, verso 31.
[3] Sura del Perdonador, verso 11; Sura de la Caverna, verso 107.
[4] Sura de Yunus, verso 26.
[5] Sura de Fatır, verso 35.
[6] Al-Bujari, Tawhid, 22; Yihad, 4.
[7] Al-Bujari, Tafsir de Al-Corán, 9/ 15.
[8] Sura de los Dorados, verso 71.
[9] Sura de lo Que Ha de Ocurrir, versos 28-29.
[10] Sura Rahman, verso 68.
[11] Sura La Verdad Indefectible, verso 23; Sura del Hombre, verso 14.
[12] Sura de Los Que Se Ponen en Filas, versos 45-47; Sura de Muhammad, verso 15.
[13] Múslim, Paraíso, 21- 22.
[14] Sura de Fatır, 35.
[15] Sura Al-A’raf, verso 43.
[16] Sura del Levantamiento, versos 22-23.
[17] Sura de la Postración, 17.
[18] Sura de Al-Hiyr, verso 44.
[19] Sura de la Vaca, verso 119; Sura de la Mesa Servida, verso 10; Sura de la Peregrinación, verso 51; Sura de los Poetas, verso 91.
[20] Sura de las Mujeres, verso 10; Sura de la Peregrinación, verso 4, Sura del Discernimiento, verso 11; Sura de Fatır, 6.
[21] Sura de los Grados de Elevación, versos 15-16.
[22] Sura del Murmurador, versos 4-7.
[23] Sura del Arropado, versos 26-29, 42.
[24] Sura de la Conmoción, 9-11.
[25] Sura de las Mujeres, verso 145.
[26] Sura de Qaf, verso 30.
[27] Sura de la Vaca, verso 24; Sura de los Profetas, verso 98; Sura de la Prohibición, verso 6.
[28] Sura del Viaje Nocturno, verso 97.
[29] Mearic, 16.
[30] Múslim, Paraíso, 30.
[31] Múslim, Paraíso 32- 33.
[32] Al-Bujari, Ar-Riqaq, 51; Múslim, Imán, 361- 364.
[33] Sura de las Mujeres, verso 169.
[34] Sura de los Coligados, verso 65.
[35] Sura de los Grupos, verso 71, Sura de la Soberanía, 8.
[36] Sura del Coágulo, verso 18.
[37] Sura de los Dorados, verso 77.
[38] Sura de la Prohibición, verso 6.
[39] Sura del Humo, verso 47.
[40] Sura del Temblor, versos 7- 8.
[41] Sura de la Vaca, 25; Sura Al-A’raf, verso 42; Sura de los Botines de Guerra, verso 4; Sura At-Tauba, verso 72; Sura del Trueno, versos 22-24; Sura de Al-Hiyr, verso 45.
[42] Sura Al A’raf, verso 53; Sura de los Botines de Guerra, 36-37; Sura At-Tauba, verso 34.
[43] Sura de los Rebaños, verso 160.
[44] Al-Bujari, Ar-Riqaq 31; Múslim, Imán 207, 259.