Free Porn
xbporn

buy twitter followers
uk escorts escort
liverpool escort
buy instagram followers
InicioLa vida social en el IslamEl Enfoque Del Islam A Los Desastres

El Enfoque Del Islam A Los Desastres

Las palabras desastre y calamidad se utilizan principalmente para expresar los fenómenos que afectan negativamente a toda o la mayoría de la sociedad, como epidemias, hambrunas y guerras.

Los desastres pueden resultar tanto en una destrucción material significativa como en la pérdida de vidas. Los desastres naturales perturban el orden de vida del individuo al que está acostumbrado, limitan o incluso eliminan la capacidad del humano para controlar, regular y dirigir este orden. Los desastres naturales también muestran las limitaciones del poder humano.

Allah ha creado la vida y la muerte para revelar quién creerá y quién no, y quién elegirá hacer buenas y valiosas obras.[1] De acuerdo con las elecciones que haga en la vida de este mundo, una persona determinará su situación en el más allá. [2] El mundo y sus contenidos se encuentran en estado de cambio, es decir, devenir y deteriorarse, a raíz de su creación. Por lo tanto, los desastres, especialmente la muerte, están entre las realidades de este mundo.

Como se afirma en el Corán, los humanos son advertidos de vez en cuando sobre los castigos que enfrentan como individuos y los desastres que los afectarán como sociedad.[3] Por ejemplo, las comunidades que rechazaron el mensaje de muchos profetas como Lut, Hud, Salé, Shuayb y Musa de la época del profeta Noé (la paz sea con él) y violaron las reglas establecidas por Allah para la sociedad fueron destruidas por desastres como terremotos, huracanes[4], ahogamiento en mar[5]. [6] También hay que añadir que en el Corán se afirma que las comunidades no se destruyen sin cometer ningún delito: “Allah no cambia lo que una gente tiene hasta que ellos no han cambiado lo que hay  en sí mismos.”[7] “La corrupción se ha hecho patente en la tierra y en el mar a causa de lo que las manos de los hombres han adquirido, y para que puedan echarse atrás. Di: Id por la tierra y mirad cuál fue el fin de los que hubo antes.  La mayoría de ellos eran asociadores.”[8] “Cualquier dolor que os aflija es a causa de lo que se buscaron vues tras manos, sin embargo Él pasa por alto muchas cosas.[9]

Está fuera de discusión que las comunidades sean castigadas por cada maldad que cometen después de violar las leyes relacionadas con la naturaleza y la vida social. Allah quiere que las sociedades hagan lo correcto al probarlas de varias maneras, y cuando muestran una persistencia consciente en sus errores, las castiga para animarlas a abandonar sus errores. El Corán expresa esta situación de la siguiente manera: “Es verdad que hemos mandado Enviados a comunidades anteriores a ti, a las que sorprendimos con la desgracia y el infortunio para que así pudieran humillarse.”[10] También se afirma que las personas no son castigadas inmediatamente por lo que hacen: “Si Allah tomara en cuenta lo que los hombres se buscan, no dejaría sobre su superficie un solo ser viviente; sin embargo los demora hasta un plazo fijado. Pero cuando les llega su plazo… realmente Allah ve a Sus siervos.”[11]

No es correcto interpretar cada desastre natural como un castigo. Algunos desastres naturales ocurren dentro del marco de las reglas del ritmo natural que Allah ha puesto en el orden de la vida. Es posible prevenir o mitigar estos desastres. El ecosistema está en equilibrio. La ruptura de este equilibrio afecta a todas las personas. Además, la naturaleza tiene sus límites, y si la naturaleza no se usa con moderación, un día será incapaz de satisfacer las necesidades de los seres vivos.

Según la religión del Islam, hay bondad en todo lo que Allah ha creado. Sin embargo, las personas interpretan ciertos incidentes como malos porque no pueden percibir el todo. Por ejemplo, la activación de volcanes y la existencia de huracanes y tornados tienen muchos beneficios para el orden y funcionamiento del universo. Sin embargo, si las personas no construyen casas resistentes a estos fenómenos naturales y hacen sus planes de vivienda a orillas del océano y volcanes sin considerar la posibilidad de estos fenómenos naturales, estos fenómenos pueden convertirse en desastres naturales para las personas. Como resultado, es una consecuencia inevitable de su existencia que las sociedades encuentren algunos problemas en la vida mundana. Allah ha expresado esta situación de la siguiente manera: “Y tened por cierto que os pondremos a prueba con temor, hambre, pérdida de riqueza, personas y frutos. Pero anuncia buenas nuevas a los pacientes. Aquellos que cuando les ocurre alguna desgracia dicen: “De Allah somos y a Él hemos de volver. Bendiciones de su Señor y misericordia se derramarán sobre ellos. Son los que están guiados.[12]


[1] Sura de la Soberanía, verso 2.
[2] Sura de Yunus, verso 108.
[3] Sura de los Botines de Guerra, verso 25.
[4] Sura de la Araña, verso 40.
[5] Sura de los Botines de Guerra, verso 54.
[6] Sura de la Peregrinación, versos 42- 44.
[7] Sura del Trueno, verso 11.
[8] Sura de los Romanos, versos 41- 42.
[9] Sura de la Consulta, verso 30.
[10] Sura de los Rebaños, verso 42.
[11] Sura de Fatır, 45.
[12] Sura de la Vaca, 155- 157.