Free Porn eşya depolama pornhub Galabetbonuslari.com Galabetadresi.com Galabetcasino.com Vipparkbahissitesi.com Vipparkcanlicasino.com Vipparkcanlislotsitesi.com Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler paper.io yohoho.io yohoho unblocked io games unblocked 1v1.lol unblocked io games unblocked google sites slope play unblocked games io games padisahbetgirisyap.com padisahbetgirisadresi.net padisahbetbahis.net padisahbetcasino.com deneme bonusu

Música En El Islam

No hay reglas generales sobre escuchar música en el Islam; sino que se han determinado medidas, límites y principios. De acuerdo con estos principios, mientras que se prohibió la música en algunos casos, no hubo objeción en otros.

La música se interpreta con el uso de la voz y los instrumentos. La música tiene un lado que afecta el corazón (emociones) y apela al oído con una voz, un instrumento o una combinación de ambos. La disposición también cambia según el contenido y el efecto de estos sonidos. Mientras que la música puede dejar un sentimiento sublime y espiritual, también puede arrastrar a una persona a un estado de ánimo que lo lleve al pecado y la rebelión.

Si una pieza musical recuerda a Allah, fortalece los sentimientos religiosos, aumenta el amor por el Mensajero de Allah, no contiene palabras ni contenido que pueda conducir al haram (lo prohibido) y da paz a la persona, en ese caso, no hay nada de malo en hacer o escuchar esta música. El profeta Mahoma (la paz sea con él) aconsejó tocar la daf para anunciar el matrimonio.[1]Del mismo modo, no se opuso a que las mujeres disfrutaran de la fiesta tocando la daf y cantando entre ellas durante las festividades.[2]

Si la música interpretada contiene elusión y rebelión contra Allah, transmite contenido contrario a las enseñanzas básicas del Islam o alienta el haram, si lleva al humano a la desesperación y la infelicidad con respecto a asuntos mundanos, esta música está prohibida tanto para el autor como para el oyente. El profeta Mahoma (la paz sea con él), después de escuchar la expresión «Hay un profeta entre nosotros que sabe lo que sucederá mañana» en una canción interpretada durante una boda, hizo una advertencia no a la canción sino a la descripción que contiene, diciendo que «Solo Allah sabe lo que sucederá mañana».[3] Además, si el entorno en el que se toca/escucha música es un entorno que fomenta el pecado y lleva al humano a hacer el haram, esta también es una situación inaceptable en el Islam.

Existen criterios específicos para escuchar música cuyo contenido no contradiga la religión. El hecho de que las canciones no le impidan al humano cumplir con sus responsabilidades hacia Allah, que no causen pérdida de tiempo, es decir no ocupen la mayor parte del día y no le impidan al humano cumplir con sus deberes de servidumbre a Allah son los principales de estos criterios.

Generalmente, es incoveniente afirmar que la música es estrictamente halal [4] o prohibida [5]en el Islam. La música es un tema que no se puede someter a una sola regla. Su contenido se determina según la situación y el entorno.

Imam Ghazali, uno de los eruditos islámicos, examina la música bajo tres principales títulos como haram (prohibido), makruh (desaconsejable) y mubah (permitido), y lo expresa de la siguiente manera:

«Para aquellos con grandes deseos y lujurias mundanos, solo los sonidos que provocan estos sentimientos son haram (prohibidos)

Es makruh (considerado religiosamente inconveniente) para una persona que pasa la mayor parte de su tiempo en ello y que tiene el hábito de estar ocupado.

Es mustahabb (considerado religiosamente apropiado) para una persona llena del amor de Allah que estimula hermosos atributos en sí mismo (considerado religiosamente apropiado) al escuchar una voz hermosa». [6]

Junto con todo esto, es necesario recordar que mientras Allah creó el universo, también creó la armonía a partir de los sonidos. Y Él le dio a la creación del hombre una característica para disfrutar de esta armonía de sonidos. En este sentido, Allah le ha dado a la recitación del Corán un arreglo de sonido armonioso que será agradable al oído. A lo largo de los siglos, los musulmanes han formado a muchos compositores cualificados, siempre han agregado ritmo musical al azan y la recitación del Corán. Al mismo tiempo, la música es una de las pruebas de la existencia y unidad de Allah. Allah, que crea innumerables paisajes y colores en el universo y pone una armonía entre ellos, ha diseñado los ojos humanos para percibir y disfrutarlos. Existe una armonía de bloqueo de teclas similar entre los sonidos y los ritmos en el ámbito de la existencia y los oídos humanos. Las situaciones mencionadas anteriormente revelan que los ojos y la vista, los oídos y las voces son obras de un único Creador Supremo.


[1] Tirmidhi, Matrimonio, 6
[2] Múslim, Iydeyn, 17
[3] Bujari, “Matrimonio”, 49; Tirmidhi, “Matrimonio”, 6
[4] Halal: Aprobado religiosamente
[5] Haram: Prohibida religiosamente
[6] Ihya, II/279-81