Free Porn





manotobet

takbet
betcart




betboro

megapari
mahbet
betforward


1xbet
teen sex
porn
djav
best porn 2025
porn 2026
brunette banged
Ankara Escort
InicioProfeta Mahoma (SAV)¿El Profeta Mahoma (la paz sea con él) Alguna Vez Se Equivocó?

¿El Profeta Mahoma (la paz sea con él) Alguna Vez Se Equivocó?

¿Por qué Allah permitió que su profeta se equivocara?

Ha habido casos en los que el profeta Mahoma (La paz sea con él) se equivocó ya que era un ser humano. La existencia de casos en los que se equivocó no tiene carácter de crítica sino de apoyo al hecho de que era un profeta. Porque es un líder y un modelo a seguir para las personas que vivirán hasta el Día del Juicio. Es impensable que una persona que nunca se equivoca o que no admite con arrogancia su error después de equivocarse, sea un ejemplo para las personas que han llegado y llegarán al fin del mundo. Sin embargo, cuando el profeta Mahoma (La paz sea con él) se equivocaba, no dudaba en expresar y corregir su error. La actitud del profeta Mahoma (La paz sea con él) hacia sus errores individuales es enseñar a la humanidad de la mejor manera cómo hay que actuar cuando está equivocada.

¿Allah advirtió a su profeta?

En los casos en que el profeta Mahoma (La paz sea con él) se equivocó, Allah explicó lo correcto por medio de revelación de las decisiones que el profeta Mahoma (La paz sea con él) tomó individualmente o a través de una consulta. Uno de estos casos está relacionado con los enemigos del Islam en La Meca que fueron hechos prisioneros como resultado de la Batalla de Badr.

La Batalla de Badr fue la primera batalla que los musulmanes libraron contra los enemigos del Islam en La Meca. La importancia de esta guerra es el hecho de que si los enemigos del Islam salen victoriosos, la religión del Islam será borrada de la historia. A pesar de la gran cantidad de enemigos del Islam en La Meca, aproximidades de 70 enemigos fueron capturados como resultado de la guerra ganada por los musulmanes. Tras las consultas con el profeta Mahoma (La paz sea con él) con los musulmanes, se acordó no matar a los enemigos capturados.[1] Sin embargo, Allah declaró que esta decisión fue incorrecta de la siguiente manera: «No es propio de un Profeta tomar prisioneros antes de haber combatido con insistencia en la Tierra. Queréis lo que ofrece este mundo, pero Allah quiere la Última Vida. Y Allah es Poderoso, Sabio».[2]

Otro caso ejemplar es cuando se le hizo una pregunta al Profeta Mahoma (La paz sea con él) sobre la sura de la Caverna, dijo: «Les responderé mañana», sin decir: «Si Allah lo permite». 15 días después de este suceso, ninguna revelación llegó al profeta Mahoma y él fue advertido en silencio. Y cuando llegó la revelación, Allah le dijo Al profeta Mahoma (La paz sea con él): ¡No digas respecto a algo: Lo haré mañana, a menos que sea (añadiendo): Si Allah quiere»!. Y recuerda a tu Señor cuando olvides y di: Puede ser que mi Señor me guíe a algo que se acerque más que esto a la recta guía»[3].

El profeta Mahoma (La Paz sea con él) no se equivocó en los fundamentos de la religión.

Finalmente, se debe enfatizar que las cosas en las que se equivocaba el profeta Mahoma (La paz sea con él) no eran con respecto a la fe que forma la base de la religión del Islam y las condiciones o la práctica del Islam, sino los sucesos diarios que encuentraba en su propia vida como individuo. Estas pequeñas equivocaciones también impidieron que sus seguidores lo deificaran, y aquellos que presenciaron su vida lo aceptaron como el profeta y el siervo más amado de Allah.

Resumen:

1. El profeta Mahoma (La Paz sea con él) vivió algunas situaciones en que cometió errores en algunas decisiones en su vida cotidiana.

2. Estas equivocaciones se mantuvieron para enseñar a sus seguidores «cómo actuar en caso de equivocación» y para ser un modelo en todos los aspectos de la vida.

3.   En estas pequeñas equivocaciones, Allah advirtió a su profeta y, de tal manera, enseñó lecciones a todas las personas, y el profeta Mahoma (la Paz sea con él), a su vez, estableció un ejemplo perfecto al tener en cuenta estas advertencias.

4.   Estasa equivocaciones también reforzaron en las mentes de los musulmanes la idea de que deben considerar al profeta Mahoma (La Paz sea con él) como un mensajero, no como un dios.


[1] Múslim, «Yihad», 58.
[2] Sura de los Botines de Guerra, verso 67.
[3] Sura de la Caverna, versos 23 y 24.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí