Free Porn eşya depolama pornhub Galabetbonuslari.com Galabetadresi.com Galabetcasino.com Vipparkbahissitesi.com Vipparkcanlicasino.com Vipparkcanlislotsitesi.com Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler Deneme bonusu veren siteler paper.io yohoho.io yohoho unblocked io games unblocked 1v1.lol unblocked io games unblocked google sites slope play unblocked games io games padisahbetgirisyap.com padisahbetgirisadresi.net padisahbetbahis.net padisahbetcasino.com deneme bonusu
InicioAdorar en el islam¿Por Qué Allah Quiere Ser Adorado?

¿Por Qué Allah Quiere Ser Adorado?

La adoración significa que uno obedezca los deberes hacia Allah, siguiendo Sus órdenes y evitando Sus prohibiciones. Adorar a Allah es el propósito de la creación del hombre según el Islam.[1] Sin embargo, Allah ha declarado en el Corán que Él no necesita nada y que todo Lo necesita.[2]

La necesidad es una característica de todos los seres vivos en la Tierra. Cada ser vivo necesita varias cosas a lo largo de su vida. Sin embargo, es impensable que Allah esté en necesidad, ya que existía antes de que se creara nada y seguirá existiendo[3] incluso si todo llega a su fin.

Según la creencia islámica, es el humano que necesita adorar a Allah. El hecho de que Allah pida a Sus siervos que Lo adoren es como un médico que le pide a su paciente que cumpla con las condiciones del tratamiento. Es el paciente quien necesita tratamiento, no el médico. Pero es el médico quien crea y dirige el tratamiento para su paciente. En este ejemplo, el paciente no sabe cuáles son sus necesidades, mientras que el médico le pide que aplique el tratamiento porque sabe.

La guía del usuario para artículos utilizados en la vida diaria brinda información sobre cómo usarlos y cómo proteger ese producto contra peligros. El Corán es un manual de usuario como en este ejemplo. Porque el Creador del hombre conoce mejor sus necesidades[4]. Con los cultos mencionados en el Corán se establece la fórmula para las necesidades vitales del hombre, las enfermedades espirituales y el cuidado de su alma.

En el Islam, la adoración se realiza en un cierto orden. Tener ciertos momentos del culto como la oración, el ayuno y la peregrinación proporciona un sistema que pone en orden la vida de las personas. La adoración es para las personas que están en el ajetreo del mundo durante el día. Les recuerda sus deberes fundamentales como Allah, el Más Allá y el propósito de venir al mundo. Al mismo tiempo con un culto como el ayuno, por ejemplo, una persona recuerda que tiene un Señor en cada momento del día, que no está solo, sin dueño y no descarriado. A través de la oración, recuerda que está en presencia del más alto y que es incapaz de nada sin Él y que su mayor apoyo es su Señor.

La adoración es también un lenguaje divino de comunicación entre el siervo y Allah.[5] Y por lo tanto, abandonar la adoración significa romper la comunicación con Allah. Los musulmanes creen que están agradecidos por las bendiciones que les otorga y que Allah es la autoridad más superior para refugiarse. Por lo tanto, se sienten seguros.[6]

Según el Islam, la satisfacción espiritual y la paz interior dependen del fortalecimiento del vínculo de uno con su creador. Se dice en el verso: «Los que creen y tranquilizan sus corazones por medio del Recuerdo de Allah. ¿Pues no es acaso con el Recuerdo de Allah con lo que se tranquilizan los corazones?» con lo que se llamó la atención sobre la conexión entre la adoración, la oración, el recuerdo de Allah y el logro de la paz interior.

La adoración, a pesar de la necesidad espiritual del hombre, no se considera como un acto que se realiza involuntariamente como respirar y dormir. De vez en cuando, Allah conduce a Sus sirvientes a adorar mediante pruebas como la enfermedad o la pobreza. Sin embargo, la persona que tiene la voluntad decide por sí misma cómo responderá a estas situaciones.

Bediuzzaman, un erudito islámico, explica que algunas personas describen la adoración como difícil con el siguiente ejemplo[8]: hay dos personas que recibieron el orden de ir a una ciudad lejana. Uno de ellos avanza con pasos firmes, armado y no se siente vulnerable durante su recorrido. A pesar de su carga aparentemente pesada, llega a su destino con confianza y recibe allí su recompensa. La persona desarmada, en cambio, tiene un viaje temeroso y llega a su destino de forma insegura y tímida, aunque parezca ligera como una carga. Como resultado, se somete a un castigo al tratarse como un rebelde. Aunque la adoración pueda parecer una carga en el mundo, es una preparación para la vida eterna.

Imam Ghazali, otro erudito islámico, relata el siguiente incidente sobre el tema:

«El profeta Mahoma (La paz sea con él) le preguntó una vez a Abu Dhar: ‘Si quieres emprender un viaje, ¿te prepararás para ello?’ Abu Dhar respondió: «Sí, oh Mensajero de Allah». El profeta continuó: ‘Bueno, ¿cómo será el viaje en el Día del Juicio? Escúchame; «¿Te digo lo que te será útil ese día?» preguntó de nuevo. Abu Dhar dijo con gran entusiasmo: ‘¡Sí, oh Mensajero de Allah!, ¡Que mi madre y mi padre sean sacrificados por tu camino!», respondió. El profeta Mahoma (La paz sea con él) dijo: ‘El día de la resurrección es un día muy caluroso. ¡Ayuna por adelantado para refrescarse ese día! Para la soledad de la tumba, reza dos rak’as (tahajjud) por la noche. Haz el Hajj (peregrinación a La Meca) una vez para el gran día de la Resurrección y da una caridad a alguien necesitado. ¡O di una palabra a la derecha o evita que tu lengua diga una mala palabra![9]

En el Corán, se afirma en el siguiente verso que todo el universo glorifica a Allah. «Los siete cielos y la Tierra Lo glorifican así como quienes en ellos están. No hay nada que no Lo glorifique alabándolo, sin embargo voosotros no entendéis su glorificación. Es cierto que Él es Benévolo, Perdonador».[10] En consecuencia, el hecho de que el hombre también cumpla con su deber de culto muestra que él es de hecho consciente de la servidumbre, y que está en fraternidad y cooperación con todas las criaturas del universo.


[1] Sura de los Que Levantan Un Torbellino/verso 56
[2] Sura de la Adoración Pura/verso 2
[3] Sura del Hierro/verso 3
[4] Sura de la Soberanía/verso 14
[5] Sura Que Abre (El Libro)/verso 5
[6] Sura de la Vaca/versos 21-22
[7] Sura del Trueno/verso 28
[8] Bediuzzaman Said Nursi/ Sözler (Palabras)-3. Söz (3ª Palabra)
[9] Ibn Abi al-Dunya, Kitabu’t-Tahajjud; Al Ghazali, El resurgimiento de las ciencias religiosas (Iḥyā′ ‘Ulūm al-Dīn’), I, 354
[10] Sura del Viaje Nocturno/verso 44